RUEGO

 por Jaime Barba

Estaba allí, radiante de hermosura; 
de cara al mar, como la sangre en alto; 
era ya el mediodía y su figura 
como un lienzo escapado de su marco.

 

Estaba allí, mirando hacia la altura, 
con la mirada de sus ojos zarcos; 
y era su esplendidez de estatua pura 
como un rezo en las calles de Damasco.

 

¡Cherazada que llegas como un trino, 
en la magia de un cuento de Aladino, 
vuelve a mí, por favor, tus ojos zarcos;

 

y en mi mar interior sin latitudes, 
calma un poco mis tensas inquietudes 
como un sueño en las noches de Damasco.

© 2014 Dan Barba fine art photo prints fine art photographs fine art landscape photos fine art scenic photos fine art travel photos fine art still life photos fine art artistic photos fine art animal photos fine art prints archival prints archival photos decorative photos motivational photos hand made prints

CLICK ON IMAGES FOR LARGER VIEW